98 313 42 04 | 98 337 71 32
Llámenos y le informaremos de nuestros servicios

Asesoría Empresas - Valladolid

Soluciones ante el desequilibrio patrimonial

01 Abr 2015

Soluciones ante el desequilibrio patrimonial en las sociedades mercantiles.

Según la legislación mercantil, desequilibrio patrimonial es aquella situación que una empresa se encuentra cuando su patrimonio neto no supera la mitad de su capital social.

Los socios/accionistas de la sociedad, desde el momento en que tengan conocimiento de la situación, tienen un plazo de dos meses para adoptar un acuerdo de disolución si no tienen posibilidad de reducir o aumentar dicho capital y siempre y cuando no sea procedente solicitar declaración de concurso.

Esta situación podría llevar a los miembros del órgano de administración a responder por las deudas contraídas por la sociedad.

Sin embargo, la Junta General de socios y accionistas pueden adoptar medidas dirigidas a equilibrar entre el capital social y los fondos propios de la sociedad:

  1. Reducción de Capital: la cuantía resultante tras la reducción no puede ser inferior a la cifra mínima del capital social de la empresa ya que incurriría en otra causa de disolución. Además, la sociedad debe haber compensado las pérdidas previamente generadas por la sociedad con las reservas de la misma.
  2. Ampliación de Capital: debe realizarse en la cuantía necesaria para reajustar el desequilibrio entre el patrimonio neto y el capital social de la empresa.
  3. Reducción-Ampliación Simultánea: consistente en reducir el capital social a 0 para compensar las pérdidas generadas por la sociedad (siempre que no existan reservas) y seguidamente ampliar dicho capital hasta una cantidad que sea igual o mayor al mínimo establecido mediante ley emitiendo nuevas participaciones/acciones destinadas a ser adquiridas por los socios/accionistas de la sociedad o bien por terceros inversores.
  4. Aportaciones de Socios y Accionistas: reestablecer el equilibrio patrimonial de la sociedad mediante aportaciones provenientes de los socios/accionistas de la misma, sin necesidad de modificar las participaciones ni la cuantía del capital social.
  5. Préstamo Participativo: préstamo cuya retribución varía en función de la evolución de la sociedad que lo recibe. Su retribución tiene un carácter subordinado respecto al pago de las deudas contraídas por la empresa, teniendo preferencia los acreedores comunes.

 

Si pasados los dos meses de plazo concedidos el administrador no ha convocado en Junta General a los socios/accionistas o solicitado la disolución de la sociedad, éste responderá solidariamente con las obligaciones contraídas por dicha sociedad tras la causa de la disolución.