98 313 42 04 | 98 337 71 32
Llámenos y le informaremos de nuestros servicios

Asesoría Empresas - Valladolid

Uso de copia oculta CCO en el envío de emails

10 Abr 2013

La CCO facilita el cumplimiento de una nueva normativa

Un mal uso en los envíos de email puede incurrir en infracciones sancionadas con multas elevadas

En el día a día se envía y remite mucha información y datos de personas que debe estar controlada debido a que con la nueva normativa se puede incurrir en infracciones sancionadas con multas elevadas. Por ello, cuando envíe un correo electrónico a varios destinatarios detalle sus direcciones en el apartado CCO (con copia oculta) del encabezado del mensaje. No lo haga utilizando el apartado CC (con copia) ya que en este caso todos los destinatarios verían la dirección de los demás.

Vulnerar el secreto de los datos personales se considera una infracción grave tras la entrada en vigor de la Ley de protección de datos 2/2011 de 4 de marzo, que modifica el régimen sancionador de la normativa de protección de datos 15/99 de 13 de diciembre. Ahora, las infracciones leves oscilan entre 900 y 40.000 euros, las graves entre 40.001 y 300.000 euros y las muy graves entre 300.001 y 600.000 euros. El cambio también permite, en determinadas circunstancias, atenuar la sanción al incorporar la figura del apercibimiento. Esta medida limitada y excepcional se aplicará cuando se comete la primera infracción, que no sea muy grave y el demandado tome las medidas necesarias para corregir la situación en un plazo determinado.

La dirección de correo electrónico se considera un dato de carácter personal si identifica o permite identificar a su titular, por lo que no se puede divulgar si el interesado no lo autoriza previamente. Exceptuando a los trabajadores de una empresa, puesto que todos ellos están vinculados por una relación laboral.

Al remitir e-mails revelando direcciones sin utilizar la copia oculta, se incurre en una vulneración del deber de secreto recogido en el artículo 10 de la Ley Orgánica de protección de datos, en el que se dispone:

“que el responsable del fichero y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de carácter personal están obligados al secreto profesional respecto de los mismos y al deber de guardarlos, obligaciones que subsistirán aun después de finalizar sus relaciones con el titular del fichero o, en su caso, con el responsable del mismo”.

RECUERDE: informe a los empleados de su empresa de la prohibición de envío de email sin copia oculta ya que la multa la soportará la empresa.